martes, 11 de enero de 2011

ÉRASE UNA VEZ... ALADINO Y LA LÁMPARA MARAVILLOSA

Uno de los momentos más apasionantes que vivimos en el aula es cuando recibimos la visita de algún familiar: papás, mamás, tíos... no importa quién sea. ¡Siempre les recibimos con los brazos abiertos!
Es que es tan emocionante su visita que, a pesar de los nervios, siempre estamos muy atentos para no perdernos ningún detalle de lo que nos cuentan.
En esta ocasión vino Gloria, la mamá de Paula, para contarnos el cuento de Aladino.
No había más que verla... parecía una auténtica princesa de las mil y una noches.
Nos trajo un estupendo anillo de brillantes que formaba parte del tesoro que Aladino había encontrado en la cueva.
Y una lámpara por la que salía humito de verdad cuando se frotaba... ¡era realmente mágica!
Así, cualquiera puede sumergirse en la historia...
Nunca nos cansaremos de dar las gracias a las familias que, sin dedicarse a esta profesión, buscan un hueco para venir a deleitarnos con sus propuestas, siempre llenas de ilusión.
Pincha en este enlace para ver algunas fotos: "Aladino"

Después de escuchar el cuento, y ver cómo Aladino pedía sus deseos al genio de la lámpara, nos atrevemos también nosotros a pedir los nuestros:

Manu: A mí me gustaría pedirle un Playmovil.
Andrea: A mí una estrella para ponerla en mi árbol.
Víctor: Un Spiderman.
Ismael: Un dinosaurio.
Melani: Yo una luna para colgarla en el árbol.
Marcos: Yo un monstruo.
Rafa: Una lámpara mágica pero que también eche humo.
Paula: Una Kitty.
Rubén: Un muñeco de Spiderman.
Luisa: Un corazón.
Mª Alexandra: Mucha comida para merendar.
Yo: Pues, como la lámpara es mágica y podemos pedir cualquier cosa al genio, yo pediría que todos los niños del mundo pudieran comer, porque hay muchos que no tienen nada de comida y pasan hambre.
Gloria (mamá de Paula): Y yo pediría respeto y que seamos amiguitos los niños y los mayores.
Adam: Yo una moto de Spiderman negro.
César: Yo una moto de Spiderman verde.
(Ellos siguen con lo suyo... lógico)

2 comentarios:

Estimulos dijo...

Genial!!!

Eva dijo...

¡Ay, mi tomatito! Anda que no nos deleitaste tú montones de veces...