sábado, 4 de junio de 2011

NICOLÁS Y SU PAPÁ NOS TRAEN EL LIBRO VIAJERO

El viernes vino a nuestra clase Roberto, el papá de Nicolás.
Esta semana les había tocado a ellos llevarse El libro viajero a casa y Roberto quiso venir personalmente a contarnos lo que habían preparado. Tenía que hacer un montón de cosas esa mañana, pero buscó un huequecito para asomarse a nuestra clase.
Nicolás lleva sólo un curso con nosotros. Como ya le conocemos bastante bien porque se adaptó estupendamente, deciden contarnos una experiencia que vivieron estos días y que, además, ¡está relacionada con los inventos!
Ésto es lo que nos cuentan en El libro viajero:
Roberto tiene en casa un acuario con peces de colores y algunos dinosaurios de juguete dentro de ella para que los pececillos se entretengan.
Para que estuviese más bonito, fueron a la playa a coger piedras y conchas y así decorar el fondo.
Durante la excursión, el papá explica a Nicolás por qué las piedras son redondeadas. Ahora nos lo cuenta a nosotros.
Nos habla del efecto de la erosión, de cómo el agua hace que las piedras choquen y se rompan convirtiéndose en piedras más pequeñas y después en arena y otras se vayan redondeando...
Además el agua es capaz de mover molinos, produciendo así electricidad.
Recordamos para qué sirve la electricidad: para encender la luz (fue Edison quien inventó la bombilla), para poner el ordenador, para la nevera...  Manu nos recuerda que su padre es electricista.
También nos dice que, gracias a los rayos, podemos conseguir electricidad y calor. 
Nos habla de la dinamo y de su inventor Zénobe Gramme.
Después de ese interesante paseo por la playa con su padre, Nicolás ordenó todas las conchas recogidas por colores y tamaños para ponerlas en su acuario. Estuvimos viendo las fotos y disfrutando juntos de la velada.

Roberto, muchísimas gracias por encontrar ese ratito para compartirlo con nosotros/as.
Ya sabéis lo interesantes que son estas visitas de las familias a nuestra clase, ¡y lo gratificantes que resultan para vuestros hijos!
No tenéis más que ver la carita de Nico, ¡no se le fue la sonrisa en todo el rato!
Si queréis ver las fotos en un tamaño más grande, pinchad sobre la imagen:




4 comentarios:

Noelia dijo...

que bien Roberto! vaya cara de felicidad tiene Nico... se ve que lo pasasteis muy bien. Como David no estuvo lo estamos viendo y le encanta..... ya tiene muchas ganas de volver a clase! Bueno un beso a todos!

Roberto dijo...

Jejejejejje, si, la verdad es que lo pasamos todos genial! No paraban de hacer comentarios y de participar. Nico estaba un poco cortado al principio, pero le encantó sentirse protagonista y compartir el libro con sus compañeros. Desde ese día está especialmente cariñoso y mimoso conmigo. Hay que decir que el trabajo que está haciendo Eva es excepcional. Ojalá hubiera tenido yo de peque una clase y una profesora así. Sólo tengo palabras de elogio para ella.
Os animo a todos a que participéis porque los niños lo gozan de verdad.
Un saludo.

Eva dijo...

La verdad es que hemos echado de menos a David, Noelia.
Todos los días, antes de pasar lista, se acordaban de él.
Bueno, ya estamos otra vez tod@s, ¡qué bien!
Besos

Eva dijo...

Gracias, Roberto.
Es verdad que participaron mucho, tanto, ¡que a veces les resultaba imposible guardar el turno!
Sólo querían preguntar e intervenir. Estaban encantados, o mejor dicho, ¡estábamos encantados!
Siempre os digo que, normalmente, se ponen algo nerviosos con las visitas, con unas más que con otras.
No obstante, SIEMPRE merece la pena.
Ya sabéis que nuestra clase está abierta para todo el que quiera venir a contarnos algo.
Saludos.