domingo, 4 de diciembre de 2011

3 DE DICIEMBRE - DÍA DEL DISCAPACITADO

Un año más celebramos en nuestro cole el Día internacional de las personas con discapacidad
Al ser sábado, día 3 de diciembre, lo pasamos al viernes día 2.
El pasado curso ya hicimos algunas actividades intentando ponernos en su lugar y enfrentándonos así a los obstáculos que ellos y ellas encuentran cada día.
Durante esta semana lo hemos recordado y hemos mantenido una interesante conversación sobre cómo les podemos ayudar.


Alae: Cuando una persona discapacitada cruza la calle alguien tiene que darle la manita y ayudarle y entonces puede cruzar.
Marcos: Si un niño se cae, le podemos dar la manita y se levanta.
Víctor: Si se le ha roto una pierna y se le ha caído una muleta al suelo, tenemos que cogerla muy rápido y dársela porque si no se cae.
Rubén: Y le duele la cabeza.
Gina: Si una persona está cruzando la calle con una muleta le podemos empujar pero flojito, así, como abrazándole y así cruza más rápido la calle.
Adam: Si un discapacitado se cae, debemos ir corriendo a ayudarle.
Andrea: Si una niña va por la carretera y no mira por los dos lados y entonces le pilla un coche, tiene que ir rápido al médico y llevar muletas.
Yo: ¿Y tú cómo le podrías ayudar?
Andrea: Iría todo el rato con ella por la calle y le ayudaría a andar.
Manu: Si un hombre que es discapacitado y está en una silla de ruedas no ve las escaleras, se puede caer.
Yo: ¿Y qué haces tú?
Manu: Yo lo veo y lo paro para que no se caiga.
Lucía: Si uno se clava un lápiz en un ojo, ¿qué pasa?
Varios: Se quedaría ciego.
Rubén: Y tendrían que ponerle un parche como a un pirata (algunos se ríen).
Yo: ¿Pero eso tiene gracia?
Todos: Noooo.
Rubén: Hay que ayudarle para que se coja a la barandilla y no se caiga porque si no se mata. Igual que Jose cuando era del comedor, se mató por la escalera.
Víctor: No se mató, se hizo daño.
Yo: ¿Y cómo podemos ayudar a una persona que es discapacitada porque no oye?
Mª Alexandra: Si le ponemos el volumen a tope no escucha pero si le ponemos el volumen flojito sí lo escucha y ya no está sordo.
Rubén: O se lo escribimos en un papel, igual que estás haciendo tú..
Víctor: Yo conozco a una persona que está sorda y le hacemos el gesto que queremos, y si entiende el gesto que le hacemos puede hacer lo que queremos pero si no lo entiende se lo escribimos en un papel.
Yo: ¿Y qué pasaría con una persona que no tiene brazos?
Víctor: Pues que no podría hacer muchas cosas. Nosotros le podemos dar de comer.
Rubén: O le escribimos si no puede.
Víctor: Pero ellos nos tienen que decir lo que tenemos que escribir.


El Equipo de Orientación de nuestro colegio nos ha aportado, una vez más, algunos materiales para trabajar este tema en la clase (cuentos y carteles para adornar nuestros pasillos y para no olvidar así que es un problema de  cada día).










A lo largo de la mañana vamos pasando por la sala de Psicomotricidad para ver unos vídeos de personas discapacitadas que nos ha preparado el Equipo de Orientación.
La orientadora de nuestro centro, Reme Alarcón, nos enseña algunos de los materiales con los que estas personas trabajan (juguetes de diferentes tactos y sonidos, cuentos escritos en Braille...)
Al terminar, nuestros niños y niñas pueden acercarse para verlos y tocarlos.







2 comentarios:

Payaso Puk dijo...

Enseñar, disfrutar y aprender a respetar.

Así hacemos niños/as de provecho...

Fenomenal!!!

Eva dijo...

¡Totalmente de acuerdo, Payaso Puk!