sábado, 19 de febrero de 2011

EL CABALLERO DE LA MANO EN EL PECHO (2ª PARTE)

Antes de movernos entre ceras, pinturas y caballetes, vivimos previamente con nuestro propio cuerpo lo que es ser un auténtico "caballero de la mano en el pecho".
Con un bigote pintado, una espada en la mano, y unos disfraces totalmente improvisados sobre la marcha con bolsas de basura... ¿quién no va a ser capaz de ponerse en el papel?
Una vez transformados gracias a los disfraces, les voy preguntando qué diría el caballero mientras tenía la mano en el pecho y esto fue lo que contestaron:

Rubén: ¿Luchamos?
Víctor: Me voy con mis amigos de viaje.
Manu: Me voy a subir en el caballo.
Ismael: Me voy a luchar.
Elías: Me voy a montar en el caballo con mis amigos.
Manu: Pues yo no me voy a montar en el caballo con mis amigos porque en el caballo sólo cabe uno.
David: ¡Pues sí, porque el de atrás se agarra al otro!
Carlos: Vamos a rescatar a la princesa.
Andrea: Pues yo creo que diría: Vamos a rescatar al príncipe.
Manu: Me voy a cazar un conejo.
Víctor: Me voy a la iglesia a cantar con mis amigos.
David: Me voy de viaje con mis amigos a ver un castillo. O, me voy a escuchar una canción.
Melani: Me voy a comer.
Manu: Me voy a subir la montaña que voy a rescatar a la princesa.
Marcos: Voy a matar a los caballeros.
Ismael: Voy a matar al dragón.
Adam: Voy a ir con mis colegas.
Álvaro: Le voy a cortar un ala a un dragón.
Marina: Voy a matar a un dragón.
Manu: Me voy a comer un pollo.

Para ver algunas de las transformaciones, haced click sobre la imagen (no están todos/as, algunas fotos salieron muy mal).



4 comentarios:

Natalia dijo...

Estan todos guapiiiiisimos!!! Mañana me paso a la hora de tutoria, puede ser?

Noelia dijo...

Que bonitos los dibujos que han hecho, muy detallistas por cierto...es que son unos artistas!!
Cuantísimas cosas están aprendiendo, ya mismo saben más que una!!
David ya enciende el ordenador, busca el icono de internet, despliega las opciones y busca el blog,¡ alucinante con la soltura que lo hace! y todo gracias al interés que le ha despertado la página y sus juegos.
La abuela no daba crédito: - pero si yo no sé ni coger el cacharrito ése (el ratón)-decía.
El abuelo no paraba de repetir: ¡increible!
Cuánto nos reímos....
Muchas gracias por tu esfuerzo Eva, gracias a ello puedo compartir todo ésto con la familia que está fuera y les encanta por cierto! besos a todos otra vez!!

Eva dijo...

Natalia, lo siento. Hoy no hemos tenido tutoría y no sabía que querías venir porque ayer por la tarde no entré en el blog.
Te hubiese llamado esta mañana para decírtelo pero no lo sabía.
Un beso.

Eva dijo...

Gracias a vosotros por vuestro apoyo, Noelia. ¡Y por vuestras palabras de ánimo!
Cuánto me alegra que David esté tan comunicativo, es genial.
Besos