lunes, 9 de mayo de 2011

¿PARA QUÉ SIRVE ESTO?

En esta ocasión, y gracias a su familia, llega a nuestra clase una polea de la mano de Marina.
En primer lugar, todos miran con curiosidad el invento que ha traído. Nadie sabe lo que es, así que están intrigadísimos preguntando para qué sirve eso.






 Yo: ¿Cómo se llama este invento?
Marina: Lo pone aquí.
(Lo escribo en la pizarra y lo leen).
Todos/as: Polea.
Jose: Qué nombre más extraño.
Yo: ¿Y quién lo ha hecho?
Marina: Mi papá y yo.
Yo: ¿Sabes para qué sirve la polea?
(No lo explica, pero la hace funcionar)
Marina: Esto pesa porque está lleno de piedras.
Yo: Entonces, ¿para qué sirve la polea?
Gina: Para levantar.
Yo: Muy bien, Gina, sirve para ayudarnos a levantar algo que pesa mucho. ¿Y cómo creéis que levantaban algo que pesara mucho antes de inventar la polea?
David: Arrastrándolo.
César: ¿Con qué? ¿Con una escoba?
Mª Alexandra: Cogiendo una escalera y poniendo la piedra encima de la escalera y subiéndola.
Gina: Pues mi papá lo levantaría porque es muy fuerte.
Carlos: Con un dragón.
Marina: Con una polea.
Gina: Pero tenemos que ayudar entre todos porque eso pesa mucho.
David: Yo lo puedo hacer solo.
Rafa: Pero si tiramos de la cuerda entre todos es mejor porque así se levanta antes.
Yo: ¿Habéis visto alguna vez una polea en algún sitio?
David: Yo eso lo he visto en mi piscina, en una caja que tiene una cuerda. Se coge la cuerda y se le hace un nudo para levantar la piedra.

 (Les recuerdo un episodio de dibujos de Disney en el que se ve a Pluto rescatando a un gatito de un pozo y después a Mickey sacando a Pluto de ese mismo pozo, pero no les nombro la polea).

David: ¡Claro, lo rescata con la polea! Utilizaron la polea para poder tirar y rescatarlo del pozo.

 Vemos este trocito de película en el que se ve cómo Pluto y después Mickey utilizan la polea que está  en el pozo para tirar del cubo.
Luego buscamos en Internet algunas imágenes de poleas para poder dibujarla.
Finalmente decidimos hacer un dibujo de una persona que está utilizando la polea de un pozo para tirar del cubo con más facilidad.
Aquí están los dibujos. Haced click sobre la imagen para verlos:



Si nos queréis ver utilizando la polea que ha traído Marina, pinchad sobre la foto.
Han guardado el turno para poder probarla varias veces seguidas. Jamás se han mantenido en una fila tanto tiempo sin rechistar… ¡y sin que nadie se lo pidiera!
Es que cuando algo interesa…
¡La polea ha sido todo un éxito!



Después de esta actividad volvemos a sentarnos en asamblea para ver qué nos ha parecido la experiencia, pero el tema se desvía por otro lado.
Esto de investigar se lo empiezan a tomar tan en serio, que ya incluso preguntan lo que no deben, jeje…

Melani: Seño, ¿tú cuántos años tienes?
Yo: ¿Cuántos crees que tengo?
David: Yo creo que 30.
Rafa: 80.
Andrea: No, yo creo que tiene 50.
Marcos: 6
Melani: No, porque si no sería un poco pequeña.
Gina: 30
Víctor: Y yo digo 60.
Manu: Yo creo que 41.
Jose: 69.
Alguien: Tienes 14.
Yo: ¿Alguien tiene un hermano que tenga 14 años?
Elías: Sí, yo.
Yo: ¿Y tú crees que soy mayor o menor que tu hermano?
Elías: Mayor.
Melani: ¿Y por qué no nos lo dices tú?
Yo: Porque ya sabéis que me gusta que investiguéis vosotros.
Melani: Pues yo creo que tienes 35.
Yo: ¿Creéis que podría tener 90 años?
Todos/as: Nooo
(¡Menos mal, porque si no me hubiese comido a alguien!)
Manu: Pues yo sé cuántos años tienes. Yo creo que tienes 28, mira: “1, 2, 3…”
(Se pone a contar perfectamente, empezando por mis pies y subiendo por todo el cuerpo señalando de izquierda a derecha, alternativamente). Andrea nos hace una foto.



“4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15”.  (Entonces, llega hasta arriba y cuando ya no queda más cuerpo, dice: “Ah, pues no tienes 28 años, tienes 15”.

(No sé de dónde habrá sacado ese método para saber la edad, pero a mí me viene de perlas porque he salido ganando…)
En esta ocasión, no hemos quedado en preguntar nada en casa, ¡más vale dejarlo así! Estos investigadores…
¡Muchas gracias a la familia de Marina por el trabajo!

9 comentarios:

Eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inma dijo...

Qué preguntones estos niños! Enhorabuena por esos trabajos.Antes de ir a la cama le he contado un libro que hemos cojido en biblioteca "La Ratita Presumida" como no,las 2 primeras hojas bien,ella me cortó y seguia contandolo,la verdad es que este cuento es un poco raaaaroooo porque en vez del burro un caballo,despues un leon y un elefante...??? al final no he acabado porque me dice: mami,este cuento no es asi,jajajaja.Besos.

Noelia dijo...

Con razón esta mañana estaba David midiendo a su hermana mientras desayunaban de la misma forma..... se les queda todo. Y la hermana venga a discutir con él: que así no se hace David..... se hace en la farmacia.... jaja Muy bonito el trabajo de la Polea de Marina! y los dibujos con cada detalle..... increible con lo chicos que son! Un beso todos los inventores....

Pablo dijo...

Hay veces que los trabajos o inventos mas simples son los que más interés causan

Eva dijo...

Estos niños... es que cuando les gusta algo, no hay quien los saque de ahí. Y la verdad es que nuestra ratita es muy especial.
Besos

Eva dijo...

Pues sí, Noelia, se les queda mucho más de lo que a veces creemos.
Ese método de Manu para medir no era para la estatura, sino para los años. Esa es mi intriga... ¿cómo se le ocurriría eso?
Me reí muchísimo cuando llegó arriba y ya no podía seguir contando.
En cuanto a los dibujos, yo nunca me canso de verlos. Son geniales. Además, a través de ellos podemos descubrir montones de cosas sobre nuestros chavales.
Un beso

Eva dijo...

Tienes toda la razón, Pablo. No es necesario preparar nada sofisticado.
Lo principal es la comunicación que se establece primero en casa con vosotros preparando algo juntos, y luego en clase con los compañeros y conmigo.
Un genial trabajo el de la polea. ¡Gracias!

Ana dijo...

Esta genial la polea que ha hecho la familia de Marina. Y Andrea una gran fotografa. (Mamá de Rubén)

Eva dijo...

¡Estoy totalmente de acuerdo contigo, Ana!